lunes, 15 de febrero de 2010

Marichalar ya no es de cera



Han quitado la figura de Jaime de Marichalar del Museo de Cera y lo han hecho a bombo y platillo, convocando a la prensa y transformando la retirada en una especie de performance mediática que igual le hubiera gustado a Warhol.
¿Es la desaparición del ex duque de Lugo una buena o una mala noticia (para el buen gusto)? Usted opinarán al respecto...
Pero es sin duda una mala noticia para el propio Marichalar que va a tener que hacer de su propio doble de cera en la vida real para compensar la pérdida.
¿Cómo podremos diferenciarlos? Vaya pregunta espinosa para empezar la semana ¿verdad?

1 comentario:

  1. En la vida real no se puede emplear la técnica de cortar y pegar, por ende tampoco en la Historia y mucho menos cuando se trata de personas (seres humanos, concepto que habría que depurar en los tiempos que corren).
    La Historia es lo que es (un acontecimiento pretérito). Se puede interpretar, tergiversar, manipular, falsear, suplantar, adulterar. La verdad absoluta en este campo no existe (un hecho determinado puede interpretarse de mil maneras, influidos o contaminados por una ideología o por nuevos conocimientos) aunque posiblemente podamos acercarnos a ella. Pero hay una cosa que jamás se podrá lograr con la Historia que es borrarla. Los sucesos y acontecimientos están ahí y hay permanecerán -pese a quien le pese-, per secula seculorum

    ¡Menuda historia

    ResponderEliminar